Linsey Addario, beca MacArthur

Debe ser una de las situaciones mas absurdas y extrañas que se puedan vivir: suena tu teléfono, contestas y alguien que no conoces de nada te dice que te va a dar 500.000 dólares en los próximos cinco años sin condiciones, para que hagas lo que quieras.

Eso acaba de ocurrirle a Linsey Addario, una excelente fotógrafa americana que vive en Estambul. Debe estar bastante acostumbrada a ganar premios y becas (recibió un Pulitzer, el Infinity Award del ICP, una beca Getty, otra del instituto de George Soros...) , pero aún así, seguro que se quedó sin habla. Y le vendrá muy bien, considerando que hace unos meses tuvo un accidente de tráfico en Teheran en el que murió su conductor y ella sufrió una rotura de vértebra.

Es la beca MacArthur. Nadie sabe quien propone los candidatos, quien decide los premiados, nada... Los candidatos nunca saben que han sido propuestos. Los ganadores no tienen ninguna obligación. La fundación dice que no es un premio a la obra, sino una inversión en el futuro de personas destacadas por su originalidad, su visión y su compromiso. No espera a cambio de su contribución nada de ellos, solo que desarrollen su carrera libremente. Ni informes, ni obra, ni servicios. Nada. Increíble



Linsay Addario trabajando. foto © Nader Davoodi


1 comentario:

guille dijo...

jolines con la beca. hombre esta claro que no es un regalo para cualquiera, algo habras hecho para merecertelo y a lo mejor cuando suena el telefono no te quedas sin habla sino que lo celebras como si fuera el gol de tu vida porque sabes que te lo meeces, de todos modos esa cantidad de dinero sin ninguna obligación es flipante...

Related Posts with Thumbnails